Vehículo eléctrico: mejores baterías, mayor vida útil, más seguridad

Evo Blog 31 de marzo de 2022

Evo Group apuesta por el desarrollo de nuevas tecnologías de vehículos cero emisiones. El uso de la tecnología orientada a la innovación permite ofrecer soluciones de movilidad más eficientes, sostenibles y accesibles.

El vehículo eléctrico ha llegado para quedarse. Supone un nuevo concepto de movilidad, innovador y más respetuoso con el medio ambiente, que ya se está abriendo paso en todos los mercados internacionales.

Ante la realidad del cambio climático, la Unión Europea ha planteado un cambio estructural en los sistemas energéticos hacia la descarbonización de la economía. El Coche Eléctrico (EV) constituye un factor esencial en esta necesaria «transición energética» y es una solución sostenible y estratégica para reducir la emisión de gases de efecto invernadero que produce el sector del transporte y la movilidad urbana.

No obstante, hablar de la implantación masiva del vehículo eléctrico, pasa por fijar la atención en las baterías, dado que su precio supone actualmente uno de los costes más relevantes a la hora de adquirir este tipo de vehículos. Además, las baterías tienden a degradarse irreversiblemente con el paso del tiempo, siendo su ciclo de envejecimiento menor que el propio tiempo de vida del propio vehículo, es decir, envejecen antes. Así, tener que cambiar las baterías supone un coste adicional y elevado al que hay que hacer frente.

Para afrontar este problema, es importante desarrollar estrategias de monitorización y control de las baterías orientadas a prolongar su vida útil, optimizar su gestión y garantizar los altos niveles de eficiencia que demandan las empresas automovilísticas y los propios usuarios finales. Este objetivo, es uno de los proyectos estratégicos en el que se ha volcado Evo Group a través de su departamento de investigación y desarrollo.

Evo Group

En el desarrollo de este proyecto, los ingenieros de Evo Group están diseñando un Sistema Ciber-Físico (CPS , del acrónimo en inglés para «Cyber Physical System») completo que interconecte el parque de vehículos eléctricos con la nube.

Se ha diseñado una ECU (acrónimo de «Electronic Control Unit» en inglés) de comunicaciones que permite transmitir la información disponible en el bus CAN del vehículo a un servidor remoto. Por tanto, una vez implantado, este CPD, permitirá utilizar algoritmos de Inteligencia Artificial para el mantenimiento predictivo del vehículo, la mejora en la gestión energética del vehículo y la optimización de la gestión de la batería para extender su vida útil, además de posibilitar la detección de fallos en una fase temprana y, en muchos de los casos, antes incluso de que éstos hayan llegado a manifestarse.

«Mejor mantenimiento, más eficiencia, más seguridad, mayor sostenibilidad, mayor oportunidad de coste»

Los desarrollos realizados tendrán en cuenta los más estrictos estándares en cuanto a seguridad funcional (functional safety) y ciberseguridad (cybersecurity) establecidos en las normativas del sector.

Para obtener más información, no dudes en contactar con nosotros.